miércoles, 19 de septiembre de 2012

Ya tienes 18 razones para odiarme, gilipollas.

Felicidades, solo felicidades. No voy a decirte todas esas frases que te decía porque no te lo mereces. No mereces nada de lo que te di, sin embargo te lo dí todo lo que tenía y me quedado sin nada, Me he quedado sin ti. Me he quedado sin tus besos. 
Porque no quiero ser SUFICIENTE quiero ser NECESARIO, y como veo que no me necesitas ya no dependo de ti.
Me encataría tenerte aquí conmigo pero no sería suficiente, ya no eres suficiente.

Felicidades, y que te dean, gilipollas!

viernes, 13 de abril de 2012

Hazme tu princesa una vez más, por favor.

¿Te acuerdas cuando eras pequeño y leías esos cuentos en los que el principe y la princesa vivían juntos y felices? Pues si un cuento de hadas estuviese basado en nosostros dos sería algo así:
 Érase una vez, una chica que venía de un país muy lejano. No conocía a nadie en la ciudad, solo a su prima la cual hacía años y años que no veía. Se sentía sola, había perdido el hombro en el que lloraba y los ojos a los cuales miraba para decir "te amo". Lo había perdido todo. Lloraba y lloraba, en la escuridad de la noche, hasta dormirse y solo pensaba en poder, un día, vivir de nuevo cuento de hadas como lo hizo anteriormente.
Sin darse cuenta encontró a un principe, un principe que viajaba por todos los países y que se recorría todas las playas. Nadie sabía que buscaba ni porqué, pero él era feliz de ese modo.
La chica y el principe empezaron rápidamente a hablar, quizás no de sus problemas si no más bien de sus alegrías.
Una noche de luna llena, el principe y la chica estaban en un balcón hablando tranquilamente. Ni el principe ni la chica sabían porqué estaban tan cerca. Ella pensaba que no se merecía su amor, que no merecería ninguno de los posibles besos que pudiese repartir este encantador principe. Él pensaba que la chica era demasiado frágil y tenía miedo de romperla en pedacitos si sus labios tocasen los suyos. Pero al final, los dos dejaron la mente en blanco y pasó, se besaron.
Más tarde, él le regaló una rosa, y le dijo que le regalaría más rosas iguales hasta que se muera.
Pasó el tiempo, se fueron conociendo, amando, disfrutando el uno del otro, y como en todos los cuentos de hadas: Viven felices y comen... bueno, perdices no, pero si pequeños chocolates suizos!

Te amo.

martes, 28 de febrero de 2012

Si no te entiendes, deja de intentarlo.

Qué duro fue dejarte. Dejar paso a MI FUTURO dejando de lado NUESTRO FUTURO... Cómo me dolió no poder besarte antes de irme, no poder llorar en tu hombro. Cuánto lloré en mi cama a 1.500 km de la tuya. 
Duro fue sentirme como una marioneta de esta sociedad, teniendo que irme lejos para poder hacer algo de mi vida, dejando de lado a ellas y a ti. Dejando todo lo que me importaba y todo lo que me hacía sentirme viva.
Duro fue acostarme en silencio y escuchar los latidos de mi corazón. Nunca me gustó escuchar mi corazón, recordar que soy humana, que estoy viva, que soy carne y hueso nada más.
Duro fue darme cuenta que te perdí en el momento en el que me subí a ese puto avión, en el que supe que no iba a pasar Fin de Año contigo y que sabía que iba a pasar... Siempre lo supe.


Pero estoy mejor sin ti. Puede que no me entiendas, yo misma no me entiendo pero estoy mejor sin tener que escuchar mi corazón acelerado ni mi sudor correr por mi frente, porque me hablas. Ni las lágrimas porque no te tengo. Estoy bien sin ti.

sábado, 11 de febrero de 2012

Nunca te olvidaré.

Fr: 
Je t'aime, c'est pas un secret. J'aime être avec toi, j'aime nos éclats de rire même si après on a mal au ventre. J'aime t'embrasser, te dire que tu es ma vie que jamais je vais te oublier.
J'adore parler avec toi jusqu'à 3h du matin et j'adore pouvoir tout te dire que je veux passer toute ma vie avec toi, oui... Me marier avec toi, avoir des enfants, passer Nouvel- An à New York, aller aux Bahamas avec toi, courir sur le sable blanc. Je veux que tu me serres dans tes bras chaque fois que je pleure, chaque fois que je rigole. 
Je te donne tout mon cœur parce que je sais que tu vas jamais le lâcher, que tu vas le soigner et que surtout tu va m'aimer.


Es:
Te amo, no es un secreto. Amo estar contigo, amo nuestras carcajadas aunque después nos duela la barriga. Amo besarte y decirte que nunca me voy a olvidar de ti.
Me encanta hablar contigo hasta las 3h de la mañana y me encanta poder decirte que quiero pasar toda mi vida contigo, si.... Casarme contigo, tener hijos, pasar Año- Nuevo en Nueva York, ir a las Bahamas contigo, correr en la blanca arena. Quiero que me cojas en tus brazos cada vez que llore, cada vez que ría.
Te doy todo mi corazón, porque sé que nunca lo vas a dejar caer, que vas a curarlo y sobre todo me vas a amar.




                   Ho paura. Paura di perderti.