viernes, 31 de diciembre de 2010

Pues bien, necesito expresarme, pues reventaré en cualquier momento

Hoy mi estado emocional era tranquilo, estaba contenta y hasta reía. Pero la he visto. He visto a esa chica que tantas amigas a puesto en mi contra, he visto a esa ZORRA que se inventó cosas para dejarme sola. La he visto chulearse de amigos, mirándome de reojo. Enserio, en ese momento tenía ganas de gritarle, de cogerle por los pelos y tirarla al suelo. Porque no la aguanto. 
Lo peor, sin duda, es que mi mejor amiga se vaya con ella. Dice que soy yo quien la olvida, que la utilizo etc. Estoy harta, verdaderamente harta. Por momentos me gustaría gritar: " QUE PAREN ESTA MIERDA DE MUNDO,YO QUIERO BAJARME". Por momentos siento la necesidad de hacer las putas maletas e irme a la otra punta del mundo, sin avisar a nadie. Llevándome lo esencial,solo lo que me hacer verdaderamente falta. Por momentos me gustaría quemar todos los recuerdos que me hacen sentir viva, porque por momentos no me apetece estarlo. 


Mi estado ahora mismo es de ODIO. Tengo ganas de decirle algunas palabritas a la típica "amiga falsa" que te quita tus verdaderas amistades. Pero no, no me voy a rebajar a su nivel. No quiero parecer una niñata que lo único que hace es tragar mierda y otras substancias obscenas, porque ella traga, traga TODO lo que encuentra, le da igual si tiene dueño o si deja de tenerlo, le importa una mierda todo. Puede que eso es lo que tenga que hacer, pasar de todo, pero mi odio y mi mal humor aumenta, y no dejaré que mi carácter quede encerrado mucho más tiempo. ¡VOY A REVENTAR!


Niñata, te lo digo claro, si no lo entiendes es que tus neuronas son lentas. ¡ZORRA, QUE TE DEN POR EL ORTO! 

jueves, 30 de diciembre de 2010

Mi ropa huele a ti, y me encanta.



Quiero que sepas, que gracias a ti vuelvo a ser niña, vuelvo a sentirme viva. Sé que la perfección no existe, pero si llegara a existir tú serías lo más parecido que pudiese encontrar. Tu fragancia, tu cuerpo....todo me vuelve loca. Me haces delirar, haces que empiece a respirar más fuerte y rápido. Haces que mi corazón quiera salirse del sitio.

Quiero un mundo contigo, y que aunque parezca mentira, pienso cumplir todas y cada de mis promesas y nuestros planes de futuro. 
Me encanta tu colonia, tus besos, las infinitas conversaciones de teléfono en las que nos pasamos las horas diciéndonos te quiero. Me encanta que me muerdas el labio inferior, que llores por escuchar esa canción. Me encanta tu respiración, tu mirada, tu voz.. En fin, podría pasarme años y años diciéndote todo lo que me encanta de ti, pero todo esto se resume con unas palabras: ME ENCANTAS TÚ.
Quiero años contigo, quiero ganarte al yo te quiero más. Quiero compartir contigo mi mundo, mi vida, mi casa. Me gustaría que hubiese un teletrasportador de tu cama a la mía. Porque me muero por dormir abrazada a ti, por compartir una cama.
Te extraño, porque extraño tus besos, extraño tus abrazos, extraño tus miradas...etc. pero sabes? Nunca se me acordará olvidarte, porque esto es para siempre.
Te amo, y no tengo miedo de decirlo, porque diciéndolo sonrío y soy niña otra vez. Es maravilloso. Pero más maravilloso, sin duda, es cuando me susurras al oído aquellas palabras: Te quiero. Sin duda me haces feliz.


¿Sabes por qué a la gente le gusta estar enamorada? Porque cuando estás enamorado te sientes vivo, y eres….como un niño. Y a todo el mundo le gusta ser como un niño. 




jueves, 23 de diciembre de 2010

Infeliz.

-¿Por qué quieres separarte, pequeña renacuaja?
+ Porque no soy feliz.
- ¿ No eres feliz? ¿Por qué?
+ Porque simplemente no lo soy. NO-SOY-FELIZ.
- ¿Acaso con tu hombre te ha faltado alguna vez un plato de comida en la mesa?
+ No.
- ¿Acaso tu hombre deja que te exhibas estrafalariamente o simplemente te deja sin ropa qué ponerte?
+ No.
- ¿Acaso te ha dejado sola en casa más de un mes sin poder disfrutar de su compañía?
+ No.
- ¿Acaso tu hombre te golpeó alguna vez hasta dejarte sangrado en el suelo?
+ No.
- Entonces, dime tú, mujer. ¿De qué te quejas? ¿Por qué eres infeliz?
+ Porque el amor que sentía por mí sufrió una metamorfosis. Antes quería a la oruga, ahora quiere a la mariposa.