sábado, 12 de marzo de 2011

Verde.

Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos. Cuando piensas que todo se puede mejorar. Cuando apoyas a tus amigos como ellos te apoyan a ti. Cuando los enfados son enfados y no ñoñerías. Cuando hablas a la cara y no a las espaldas. Cuando lloras por una persona que fue importante aunque ya no te importe. Eso es la madurez.
Pero mucha gente piensa que es madura fumando, bebiendo, follando o diciendo estupideces a las espaldas de los demás. Créeme, sé lo que digo, y eso es todo lo contrario a madurez. Muestras un comportamiento de niña.
Si, en el fondo hay que ser una niña. Pensar que "Nunca jamás" está más cerca de lo que piensas e intentar volar pensando en cosas bonitas, porque todos los hemos hecho. De los errores se aprende, todos lo sabemos, pero piensa que se aprende mejor divirtiéndote. Así que diviértete, pero como una persona madura.
Con tu comportamiento me muestras que estás verde, como las frutas. Niña, ya caerás del árbol y te harás mucho daño. Te diré un secreto: ¡ME IMPORTASTE! Y como estuviste ahí, dónde ahora están otras personas, en mi corazón. Como has estado quiero darte un consejo: "La vida son dos días". Vívelos y pasa de los problemas. Pero pasar, de pasar. No pasar de hoy paso, mañana me importa lo que digas, pasado te odio, a la semana te quiero.
Si quieres que te traten como una niña, sigue con este comportamiento, vas muy bien. Si quieres que algún día te traten como una adulta, madura.