miércoles, 15 de junio de 2011

El futuro del pasado.

Hoy no estoy inspirada. Hoy nada me llena de alegría. Hoy estoy en otra galaxia. Hoy la música no me produce ese sentimiento que me hace estremecer, ni aquel que me hacía parecer una loca bailando. Hoy me pasé el día llorando. Hoy me pasé el día mirando al cielo, esperando a que llueva y poder mirar como la gente se moja mientras yo estoy en casa. Hoy estoy esperando a verlo, esperando a oír ese “quérote”, esperando a ser feliz. Hoy estoy esperando que el tiempo se pare, se pare para no tener que despedirme de todo. Hoy estoy cansada del mundo. Hoy me revolucionaré contra esta mierda de gobierno, haciendo que familias como la mía no tenga que tomar decisiones tan duras. Hoy gritaré a los siete vientos lo que siento. Hoy explotaré por fin dejando escapar todo lo que me fastidia de la sociedad. Hoy les dejaré las cosas claras, haciendo que se arrepientan de sus hechos. Hoy me desmelenaré como nunca lo he hecho. Hoy gritaré al mundo quien soy. Hoy pensaré en el, y lo feliz que me hace o lo contenta que soy cuando lo veo. Hoy seré optimista. Hoy intentaré sonreír. Lo conseguiré, pero hoy no mañana.

domingo, 5 de junio de 2011

Historia.

Por unos instantes, permitidme convertirme en una sombra mas ante una hoguera y que os relate una historia:

Lejos, cerca de una playa de un recóndito lugar se encontraban seis amigos. Ya era de noche y se suponía que iba a ser una gran fiesta para mas de uno. Ya al comienzo de la noche dos de ellos se fueron con dirección a un hotel de mala muerte donde podrían darse un poco de cariño. De entre los cuatro que quedaron, que eran tres chicos y una chica, dos se fueron de copas, volviendo mas borrachos que una cuba y viendo doble o triple, por lo que después de insistir decidieron irse a sus casas. La chica y el chico que quedaron es sobre la que se centra esta historia, y empezó con un simple paseo cerca de la playa.
El lugar era precioso, y parecía conjuntar varias paisajes. Si te acercabas al mar eras capaz de sentir bajo tus pies pequeñas piedras que simulaban la gravilla del asfalto, mientras que cuanto mas te alejaras pasarías por una fina arena y después a un campo con un cielo estrellado digno de la montaña mas alta del mundo. Estos dos se encontraban caminando por la tranquila y serena arena cuando decidieron acercarse a admirar las estrellas mientras quedaban tumbados en el campo. Empezaron a hablar, y hablaron durante un espacio de tiempo suficiente como para saber que sentían un afecto muy especial el uno hacia el otro .En cierto momento, Él se fue a levantar con los pensamientos dispuestos a robarle un beso a Ella antes de que acabara la noche, pero ella aun quería permanecer allí tumbada, y buscando su mano la agarro tirando de ella para que se volviera a tumbar. Él cayo encima de ella. Desconcertado por lo que acababa de pasar, Él, empezó a disculparse por si le había hecho daño, diciendo que era un patán y un torpe, Ella por su lado dijo que no era culpa suya, que fuera ella quien tirara de su mano para que siguieran allí. Sintiendo que no habría ningún momento mas cercano, Ella , le selló los labios con un beso para que dejara de hablar, del cual disfrutó como si se tratara de su última noche. Nuestro amigo se sorprendió mucho de aquello y se sentaron en el campo. Hubo un silencio absoluto durante unos segundos, incluso un poco incómodo. Intentando que todo volviera a ser como antes Ella intentó pedir perdón, pero la primera vez que lo hizo Él no le dio tiempo ni a coger aire y se lanzó buscando encontrar otra vez las mil sensaciones de hace un momento. Las encontró, y las repitió cuantas veces quiso hasta que se aventuró a buscar un poco mas, y poniendo mucha atención a lo que hacía le besó el cuello. Cuando se separaron se quedaron mirando fijamente a los ojos del otro, tratando de saber si lo que sentían era tan fuerte en el uno como en el otro. Una caricia por parte de Él demostró que si, sentían lo mismo.
La lluvia, queriendo evitar que aquello pasara, o quizás acelerando las cosas, hizo acto de presencia. En realidad ninguno de los dos esperaba que lloviese esa noche, asé que imaginaos como estaban nuestros protagonistas, ella llevaba una camiseta, lo cual significa que con la lluvia se le pegaría al cuerpo y los incitaría mas, por otra parte, él llevaba una chaqueta que le ofreció para taparse. Ahora bien, prestad atención, que nuestra historia esta por acabarse y yo no seré quien la repita.
Él le tendió la chaqueta sobre los hombros, cosa que Ella en un principio no permitió, pero Él insistió, temiendo que llegara a pasar frío, pues iba en una camiseta que ya empezaba a mostrar síntomas de agua por doquier. A la segunda vez que se la puso sobre los hombros Ella ya no intentó quitársela, pero si lo abrazó como nunca había abrazado a nadie, lo abrazó como si perderlo en ese instante fuese como morir en una lenta agonía y Él, con los mismo sentimientos, o quizás mas, se ofreció a compartir aquel cariño que le ofrecían. Ella tenía ganas de hacerle sentir lo que hace un rato Él le había hecho sentir, entonces levantó la mirada descubriendo el cuello sobre el que en unos instantes iba a posar sus labios. Volvió a cogerle desprevenido, pero pronto se acostumbró al placer que le estaban dando y durante un rato se quedaron así, hasta que Ella dijo que estaba empapado y decidieron moverse. 
Como podéis ver, la cosa pintaba bien hasta que se empezaron a mover, pero eso no impedirá que pueda llevarla de la mano hasta un lugar escondido y que la refugie de la lluvia con su propio cuerpo.
La cogió de la mano y Ella se dejó guiar como si fuera una muñeca, anduvieron durante un tiempo sin olvidar lo que acaba de pasar, hasta que llegaron a unas rocas donde Él sabía que nadie los vería y podrían estar tranquilos, relajados, aunque quizás no tan protegidos de la lluvia, pero aquello poco le importaba. Cuando llegaron, Ella se quitó la chaqueta de los hombros y la postro en el suelo, para que pudieran sentarse sin notar la arena. En ningún momento de los que estuvieron sentados se soltaron la mano, y sin dirigirse la palabra los dos comprendieron lo que iba a pasar. Él se giró hacía su cuerpo y ella se tumbó. La boca de Él se deslizo desde el comienzo del cuello hasta el final y luego buscó los labios que sabía que le esperaban. A la vez de todo esto, la mano de Él se deslizó desde su vientre y ahora avanzaba por su pierna con un movimiento lento…
Podéis imaginaros como acababa la historia. Y como acaban los protagonistas, pero las cosas no acaban como uno cree.

sábado, 28 de mayo de 2011

Es muy común forzar la pieza para que encaje.

Sé que es difícil. Sé que no es fácil sonreír cuando no te apetece, pero debemos intentarlo. Una sonrisa cuando él te mire, cuando ellas te pregunten: ¿Qué tal?, cuando te abracen... 
Sonreír es lo segundo mejor que puedes hacer con los labios.




"Llora y llorarás solo. Ríe y reirán contigo."

domingo, 1 de mayo de 2011

Verano.

Levantarse de la cama a las tantas. Coger la mochila con la toalla, crema, gafas de sol, tu ipod, y tu cámara. Bajar esa cuesta que te lleva hasta ese lugar que te relaja. Extiendes la toalla en la arena y pones la música. Notas el calor de los rayos de sol en tu piel y te sientes libre. Después de bañas en el mar y te relajas. Luego, mojada, te sientas en la orilla y escuchas el ruido que hacen las olas al romper. Luego te vas a casa y te duchas cenas y te acuestas a las tantas. Eso MOTIVA.

sábado, 23 de abril de 2011

Flipante.

No, en serio, ¿de qué cojones vais? Si os gusta meteros con los demás meteros, pero a mí me dejáis en paz, ¿entendido? Es que gente como vosotras me da ASCO. Si, si, asco. Porque es lo que conseguís, dar asco y pena a la gente. 
Que os metáis conmigo no me importa, pero mi familia es mi vida, ¿oís? ¡MI VIDA! Y si tengo que defenderlos lo haré. Porque ni mi padre es un gitano, ni mi madre una puta. Y a vosotros que coño os importa como voy vestida ¿eh? Que estoy harta ¡coño! Que es mi vida, y yo gobierno en ella. Si quiero dejar a mi novio lo dejo, porque lo hago porque creo que es lo mejor, pero que más da, siempre hay unas "méteme en todo" que te hace la vida imposible. 
Nunca pensé que tendría tanta paciencia con vosotras, pero mira, como a todos se me acaba, y me estoy hartando.
Si tan guays y mayores os sentís, demostradlo porque lo único que lográis es mostraros como niñatas.

miércoles, 20 de abril de 2011

Stylo.

¿Por qué todo se centra en la moda? Todos buscamos gustarles a los demás cuando lo realmente importante es gustarse a uno mismo, mirarse al espejo y sonreír.




Tú eres única. Quiérete.

sábado, 12 de marzo de 2011

Verde.

Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos. Cuando piensas que todo se puede mejorar. Cuando apoyas a tus amigos como ellos te apoyan a ti. Cuando los enfados son enfados y no ñoñerías. Cuando hablas a la cara y no a las espaldas. Cuando lloras por una persona que fue importante aunque ya no te importe. Eso es la madurez.
Pero mucha gente piensa que es madura fumando, bebiendo, follando o diciendo estupideces a las espaldas de los demás. Créeme, sé lo que digo, y eso es todo lo contrario a madurez. Muestras un comportamiento de niña.
Si, en el fondo hay que ser una niña. Pensar que "Nunca jamás" está más cerca de lo que piensas e intentar volar pensando en cosas bonitas, porque todos los hemos hecho. De los errores se aprende, todos lo sabemos, pero piensa que se aprende mejor divirtiéndote. Así que diviértete, pero como una persona madura.
Con tu comportamiento me muestras que estás verde, como las frutas. Niña, ya caerás del árbol y te harás mucho daño. Te diré un secreto: ¡ME IMPORTASTE! Y como estuviste ahí, dónde ahora están otras personas, en mi corazón. Como has estado quiero darte un consejo: "La vida son dos días". Vívelos y pasa de los problemas. Pero pasar, de pasar. No pasar de hoy paso, mañana me importa lo que digas, pasado te odio, a la semana te quiero.
Si quieres que te traten como una niña, sigue con este comportamiento, vas muy bien. Si quieres que algún día te traten como una adulta, madura.

martes, 22 de febrero de 2011

Fuck you.

¿Enserio crees que me voy a arrastrar a tus pies? Si la vida es dura créeme que yo más. Y no, no me voy a arrastrar por ti ni por tu séquitos. Si una cosa he aprendido con el tiempo es a hacer una lista con tus amistades, y lo siento, no estás en ella. También he aprendido que puedo con todo, que yo también puedo superar las cosas aunque me lleve mucho tiempo. Porque sí, me va a llevar tiempo olvidarte y también a no hablarte, pero el tiempo pasa más rápido lejos de ti, ¿sabes?.
¿Envidia? Mira, no. ¿Odio? Tampoco. ¿Asco? Tal vez.¿Por qué? Sinceramente porque creo que  alguien que se ríe mientras su amigo llora a su lado no se merece el respecto de nadie, y perdona pero es no lo tolero. Como tampoco toleraré que me quites la sonrisa, porque a veces es lo mejor que tengo.Solo quiero una cosa, que me dejes en paz, coño. ¿No te das cuenta que te comportas como una cría? En vez de decir cosas a mis espaldas prueba a decírmelas a la cara, porque eso es lo que demuestra tu supuesta madurez,si tienes.


¿Perdonar y olvidar? No, lo siento, ni soy Dios ni tengo alzheimer.

sábado, 8 de enero de 2011

Música, más que mi vida.

Llegas del instituto. Estás cansada, necesitas liberarte. Entonces enchufas tu Ipod  a los altavoces y pones esa canción.
Empieza lento y tu te tumbas en la cama, de pronto te dejas llevar por el ritmo, y tatareas, hasta que tus labios terminan por pronunciar esas palabras, frases que te hacen sentir tan viva.
Tu cuerdas vocales entonan, si, estás cantando. Te dejas llevar, estás volando, lo estas sintiendo. Después tus pies se mueven al ritmillo de la música y si, ahora estás bailando. Y después del último estrebillo donde te desmadras completamente, viene el final. De pronto paras, ya no bailas ni cantas. Respiras y sonríes.

Eres libre por fin.


Gracias, música, Por no abandonarme cuando más necesitaba un apoyo. Por decirme esas palabras que buscaba en cada canción. Por hacerme sonreír cantando. Gracias por existir música, sin ti no sería nada.