jueves, 23 de diciembre de 2010

Infeliz.

-¿Por qué quieres separarte, pequeña renacuaja?
+ Porque no soy feliz.
- ¿ No eres feliz? ¿Por qué?
+ Porque simplemente no lo soy. NO-SOY-FELIZ.
- ¿Acaso con tu hombre te ha faltado alguna vez un plato de comida en la mesa?
+ No.
- ¿Acaso tu hombre deja que te exhibas estrafalariamente o simplemente te deja sin ropa qué ponerte?
+ No.
- ¿Acaso te ha dejado sola en casa más de un mes sin poder disfrutar de su compañía?
+ No.
- ¿Acaso tu hombre te golpeó alguna vez hasta dejarte sangrado en el suelo?
+ No.
- Entonces, dime tú, mujer. ¿De qué te quejas? ¿Por qué eres infeliz?
+ Porque el amor que sentía por mí sufrió una metamorfosis. Antes quería a la oruga, ahora quiere a la mariposa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario